Azken berriak

Año clave para consolidar y ampliar los avances sociales del Cambio. Prioridades de Batzarre para el 2018

Impulsar una Banca Pública,
garantizar el derecho a la vivienda, memoria histórica, trabajar por el pacto
educativo, la educación infantil, implantar medicina en la UPNA y dependencia, son
algunos de los principales objetivos que la Coordinadora de Batzarre se marca
para este año 2018.
 

Tras la primera reunión de
la Coordinadora de Batzarre del nuevo año celebrada ayer, 9 de enero, la
formación política se marca como principal objetivo para el año 2018 consolidar
y ampliar los avances sociales que ha logrado el cambio en Navarra.
 

A juicio de Batzarre, en
los dos años largos de andadura del cambio, gracias a las sucesivas reformas
fiscales y la buena marcha de la economía, se han logrado importantes avances
especialmente en materia de Derechos Sociales, Sanidad, Educación, o
inversiones locales entre otros. De los más de 400 millones de aumento de gasto
público, es especialmente reseñable que 300 de ellos se destinen a gasto social
de Salud, Educación y Derechos Sociales. En todo caso, sigue habiendo aspectos
importantes del acuerdo programático que consideran prioritario impulsar, cuyo
desarrollo está pendiente o ha sido insuficiente.
 

De entre estos aspectos para
impulsar, en el marco del trabajo de la coalición Izquierda-Ezkerra en la que
se inscribe Batzarre,  destacan los
siguientes:
 

Apuesta para que 2018 sea el año de aprobación de una nueva ley para
desarrollar el “derecho efectivo a la vivienda de toda la ciudadanía”.
 

Impulsar un nuevo desarrollo de la ley de Memoria Histórica. 

Procurar que se den pasos efectivos para la implantación en la UPNA de
estudios de Medicina.
 

Impulsar el denominado “Pacto Educativo” y la reversión de la
totalidad de los recortes en esta materia de la pasada legislatura.
 

Explorar las posibilidades de profundizar en el autogobierno en
cumplimiento de las apuestas del Acuerdo Programático.
 

Procurar que el máximo posible de recursos obtenidos tras la
negociación de la nueva aportación al Convenio Económico, además de sufragar
deuda, reviertan en inversiones sociales y locales, y sirvan para dotar del
capital necesario a una nueva banca pública en Navarra.
 

Para dichas inversiones sociales extraordinarias, desde Batzarre
consideran fundamental que se impulsen actuaciones en materia de centros para
la atención a la dependencia, la educación de 0 a 3 años, la mejora de las
carreteras navarras, vivienda social, educación y salud, igualdad-violencia de
género, eficiencia y cambio climático, economía social, además de impulsar las
inversiones en el ámbito local en colaboración con los ayuntamientos, y que son
siempre generadoras de mucho empleo.

La buena marcha de la
economía, las sucesivas reformas fiscales y la nueva aportación al Convenio
Económico, brindan una ocasión inmejorable para dar un salto importante en el
avance social de Navarra. Por ello, desde Batzarre señalan que “haríamos mal si este año, por la cercanía a
las nuevas elecciones, priman los intereses partidistas en el seno del
Cuatripartito sobre los intereses generales de la ciudadanía y la necesidad de
consolidar los avances sociales, dentro del marco de respeto a la pluralidad
reflejados en el Acuerdo Programático
”.
 

En ese sentido, concluye, es
preciso “redoblar los esfuerzos por el
diálogo y el consenso, de tal manera que seamos capaces de cumplir al máximo
los compromisos reflejados en el Acuerdo suscrito por las fuerzas del cambio
”.