Azken berriak

Edurne Eguino anuncia que IE se desmarca del proceso que plantea EHBildu sobre el Monumento a los Caídos y apuesta por la demolición

Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa, Edurne Eguino, concejala de Izquierda Ezkerra en el Ayuntamiento de Pamplona, acompañada por Teo Ronco, arquitecto y miembro del grupo Iruña de Batzarre y Tomás Zornoza, de Izquierda Unida Iruña.

Nos desmarcamos, ha señadado, porque el proceso se ha diseñado desde el Area de Urbanismo
en exclusiva sin debate ni consenso ni en el cuatripartito, ni con las Asociaciones de la Memoria.
 
Ya el 29 de diciembre pasado, el Área de urbanismo presentó las bases del
Concurso  sin ningún debate ni consenso previo en el equipo de gobierno,
por lo que se retiró del orden del día y a partir de entonces han seguido una
hoja de ruta unilateral.
 
Desde el inicio exigimos que la opción del derribo del Monumento se
contemplara en todas las actuaciones programadas por el Ayuntamiento y no está
siendo así. Por ejemplo, ninguna de las 8 personalidades invitadas el sábado
pasado, a quienes se les encargó ponencias retribuidas oficialmente,
propusieron el derribo en sus ponencias escritas.
 
A juicio de Izquierda Ezkerra, se está planteando un proceso participativo sesgado, restringido y con
prisas, en el que sólo se contempla el mantenimiento del monumento y su
remodelación, pero en ningún momento la posibilidad de su derribo. 
Antes de cualquier Concurso Internacional abogamos por un debate ciudadano,
conforme habíamos acordado en el Acuerdo Programático a cuatro, un proceso
participativo en profundidad, sobre el futuro del monumento.
 
Ni la jornada del sábado ni el proceso de hacer aportaciones a través de la
página web son suficientes como proceso participativo, fundamentalmente porque
faltan las opciones que aboguen por el derribo, que son necesarias para que se
produzca un debate real.
 
No tenemos prisa con este tema. Planteamos 3 actuaciones previas al
Concurso Internacional.
 
En primer lugar: el Ayuntamiento debe solicitar la  descatalogación del monumento
(modificando el Plan General vigente en este aspecto puntual), sin lo cual el
derribo no es legalmente posible. El sábado pasado escuchamos voces autorizadas
pronunciarse sobre el escaso valor artístico y arquitectónico del Monumento.
Creemos que hay base suficiente para justificar la descatalogación que asegure
que el derribo pueda ser una opción real y decidida con anterioridad al
Concurso Internacional.
 
En segundo lugar proponemos que el Ayuntamiento debe autorizar la posibilidad del derribo, de forma expresa y previa al Concurso, (conforme lo dice el Dictamen
del G.N. de 30-nov-2016) para que los concursantes tengan garantía real de que
si proponen su derribo, éste se pueda hacer legalmente.
 
En tercer lugar planteamos un debate amplio con la participación de
toda la ciudadanía y de todas las Asociaciones Memorialistas, durante el tiempo
que sea necesario, no hay prisas.
 
Solo con estas premisas es posible que el Concurso se desarrolle en plena
libertad para quienes se presenten. Libertad que en estos momentos no se da. El
proceso está sesgado.
 
No tenemos prisa y queremos un debate profundo y participativo porque es un
asunto crucial para esta ciudad y así se recoge en el Acuerdo Programático.

 
Desde IE proponemos el derribo del Monumento por varias razones
 
Democráticas: Es un monumento erigido para ensalzar los valores inherentes
al fascismo franquista como son la guerra, la eliminación de quienes piensan
diferente y el aplastamiento de la democracia. Humilla e insulta a las
víctimas, y lleva más de 70 años haciéndolo. Es el monumento al fascismo más
grande que se conserva en España en el centro de una ciudad.
 
Legales: No cumple con la Ley de MMHH, el Dictamen del Gobierno de Navarra
de 30 de noviembre de 2016 recuerda las competencias municipales para decidir
si se puede derribar o no
 
(El texto concreto dice en el punto 5.
Clasificación de los símbolos y recomendaciones generales.
A partir del Censo del que disponemos a día de hoy, hemos preparado una
serie de recomendaciones sobre la forma en la que se podría actuar, conscientes
en todo caso de que la competencia recae, en su mayor parte, en las entidades
locales. Ellas decidirán la forma final más oportuna para proceder a la
retirada de simbología franquista, pudiendo en algún caso ir más allá en los
procesos de retirada, siempre y cuando sus decisiones estén avaladas por
informes técnicos que así lo amparen)
 
Arquitectónicas:Es una construcción de poco valor artístico (“falso
neoclasicismo”,..”sin calidad”,..). De ningún valor histórico (76 años).
No es un “edificio”, con usos transformables,
sino un “símbolo” grande, sin uso inicial ni posterior razonable.
 
Urbanísticas: Es un tapón que impide la conexión entre la ciudad del s.XX
(Ensanche) y la del s. XXI (Lezkairu). Ejemplo de Teatro Gayarre en 1931;
Ocupa un enorme espacio (23.000m2) sin apenas uso
ciudadano, que es necesario recuperar para dar sentido al nuevo nombre de Plaza
de La Libertad.
 
Por todo ello la apuesta de IE es el derribo y pensamos que el debate
ciudadano y el Concurso internacional se tienen que dar en torno a todas las posibilidades que se presentan para hacer con el edificio y su amplio entorno,
que se debatan todas ellas en igualdad de condiciones para no engañar ni a la
ciudadanía ni a quienes concursen.

Tampoco
descartamos la realización de una consulta ciudadana, tal como recoge el
Acuerdo Programático en el punto 24 del capítulo “Participación Ciudadana”,
donde establece la posibilidad de realizar consultas ciudadanas directas “en
todos los grandes proyectos que afecten a la ciudad”. Entendemos que el futuro
del Monumento a los Caidos encaja perfectamente en esta calificación.
 

Edurne Eguino anunción una
campaña que llevará a cabo Izquierda Ezkerra para profundizar en el debate en torno al Monumento a los Caídos y a
favor de su derribo.