Azken berriak

Edurne Eguino solicita la aprobación de ordenanzas de protección de zonas verdes y arbolado de Pamplona, pendientes desde hace 5 años.

Los textos de 4
ordenanzas fueron trabajados y ultimados en 2013 pero UPN nunca las quiso
llevar a Pleno

 
La concejala de Izquierda Ezkerra, Edurne Eguino ha solicitado esta
mañana  que se aprueben  las 4 Ordenanzas de Protección de Zonas
Verdes y Arbolado, cuyos borradores fueron trabajados y ultimados en 2013.
Estas propuestas contaron con el apoyo de la mayoría de los grupos
municipales,  pero UPN nunca las llevó a
pleno con el pretexto de que no iban a poder ser cumplidas,  aunque dichos
textos fueron ejemplo para otros ayuntamientos que sí las aprobaron e
implantaron.
 
Así lo ha solicitado en el debate de una Declaración presentada por el
PSN sobre la sustitución progresiva del arbolado en Sancho el Fuerte. Izquierda
Ezkerra ha presentado una enmienda de adicción con dos puntos, uno para que se aprueben las
ordenanzas y otro con el fin de "que se
busquen y apliquen alternativas conservadoras para reducir las molestias que
puedan causar los árboles sin tener que apearlos".
 
Edurne Eguino ha señalado también que muchas actuaciones en esta
materia, como la creación de nuevos parques, se han hecho sin la participación
y pasando por alto el criterio técnico del Servicio de Jardines. 
 
La concejala de Izquierda Ezkerra ha recordado que el Ayuntamiento de
Pamplona ha cometido muchos "excesos" contra los árboles de la
ciudad. Contar con Ordenanzas de obligado cumplimiento hubiera  evitado muchas de las actuaciones que se han
llevado a cabo en Iruña contra el arbolado.
 
Entre esos "despropósitos" ha recordado el caso de la Plaza
del Castillo, en la época de Yolanda Barcina, que contrató una empresa externa
para talar todo el arbolado afectado por el aparcamiento, que trabajó con
nocturnidad y alevosía, a pesar de las objeciones del propio Servicio de
Jardines Municipal. De los árboles que se plantaron tras la tala, a la vista
está, quedan sólo algunos consiguen mantenerse vivos con serias
dificultades y la plaza jamás volverá a tener una sombra natural ni la
oxigenación y otros beneficios que aporta el arbolado.
 
Otro ejemplo fue la tala masiva de arbolado en el frente amurallado, a
manos del concejal Ignacio Polo, que ha tenido si cabe consecuencias más
dañinas porque no solo ha desnudado el frente de la muralla sino que ha
permitido el crecimiento salvaje y sin control de una especie invasora como el
ailanto.
 
También cayeron en saco roto las recomendaciones y sugerencias
emitidas por el Defensor del Pueblo en 2014, a instancias de Izquierda Ezkerra.
Dicho dictamen señalaba que las “normas de protección del arbolado y zonas
verdes se aprobasen mediante la figura de ordenanzas municipales a fin de
dotarlas de valor normativo, tanto interna como externamente, de publicidad y
de seguridad jurídica
”.
 
El desinterés de UPN llegó a tal punto que la oficina del Defensor del
pueblo solicitó hasta en 5 ocasiones respuesta por parte del Ayuntamiento.
Finalmente el Defensor manifestó que el Ayuntamiento “no ha adoptado una actitud o una
medida favorable”
, comunicó el cierre del expediente y transmitió su “disgusto
porque la Administración no haya adoptado una actitud más favorable respecto a
la queja y la sugerencia formulada”.
 
Izquierda Ezkerra incluyó esta cuestión en el acuerdo programático del
nuevo gobierno municipal en 2015 y anuncia que hará todo lo posible para que el
Ayuntamiento del cambio sea capaz durante esta legislatura de aprobar las tan
necesarias Ordenanzas de protección del arbolado y zonas verdes de Pamplona.