Actualidad

Izquierda Ezkerra insta al gobierno de navarra a solucionar los problemas del transporte sanitario en la ribera, apostando por su gestión pública

Izquierda-Ezkerra Tudela quiere llamar la atención de la grave crisis en la que está inmerso el sector del transporte sanitario en la Ribera, afectando negativamente tanto a pacientes como a las personas trabajadoras.

 

La  externalización a empresas privadas del transporte sanitario en Navarra ha degradado progresivamente la calidad de la atención, sumado a la falta de vigilancia por parte de la Administración para exigir el cumplimiento de los pliegos de los contratos.

Nos encontramos con retrasos en la atención de pacientes oncológicos, de hemodiálisis o rehabilitación, incumplimiento de los horarios de altas hospitalarias, deficiencias en los vehículos utilizados, traslados interhospitalarios e interprovinciales sin el personal técnico que garantice una atención segura… repercutiendo gravemente en la calidad de la atención sanitaria.

 

Por ello, además de por no respetar del convenio colectivo e inclumplir el pliego de condiciones, la empresa adjudicataria acumula multitud de denuncias en Inspección de Trabajo, con resoluciones sancionadoras por reincidencia, prefiriendo pagar las multas que mejorar las denigrantes condiciones laborales de las y los trabajadores.

A pesar de ponerse en marcha la legislatura pasada la Mesa Técnica del Transporte para  revertir el servicio a una gestión pública no se pudo hacer efectiva la reversión prorrogando la concesión.

 

Ante esta situación, desde IE creemos urgente estudiar una solución responsable que optimice el dinero público dedicado a esta partida, priorizando así la salud de las personas.

Creemos imprescindible que la Consejería de Salud de Gobierno de Navarra realice un estudio exhaustivo de la situación del Transporte Sanitario Urgente y Programado en la Ribera a la par de exigir el cumplimiento del pliego actualmente en vigor, para mejorar sustancialmente el servicio.

 

IE reitera nuestra apuesta por la gestión pública de esta prestación que depende del Ejecutivo Foral ya que este servicio resulta esencial para  alcanzar la excelencia y eficiencia de nuestro sistema público de Salud.

 

Puedes ver la noticia en La Voz de la Ribera