Actualidad

Izquierda Unida y Batzarre reeditan la coalición Izquierda Ezkerra

Esperan ser decisivas para la continudidad de los gobiernos del cambio.

Izquierda Ezkerra ha anunciado que repetirá coalición por tercera vez consecutiva en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Se presenta a las elecciones de mayo con un aval de “eficacia, solvencia y garantía de ese cambio plural”, como ha demostrado a lo largo de la legislatura.

La sigla que comparten Izquierda Unida y Batzarre presentó a sus candidatos, encabezados en la lista del Parlamento por Marisa De Simón, Carlos Guzmán y Txema Mauleón, en la del Ayuntamiento de Pamplona por Edurne Eguino, y en la del de Tudela por Eneko Larrarte (asistió en representación Olga Risueño).

En la presentación se señaló la labor desarrollada por los cargos electos en la legislatura que ahora termina, con puestos de gestión tanto en el Gobierno de Navarra (como es el caso de Txema Mauleón que ha sido jefe de gabinete del Consejero Miguel Laparra), como en los dos principales ayuntamientos de la Comunidad, gracias a pactos con otras formaciones, desde los que han impulsado políticas caracterizadas por su acento social, su “freno” a la derecha y el “cambio” respecto a la tradicional gestión de UPN en las tres administraciones.

 

En la presentación se señalo la defensa que en la última década IE ha hecho en Navarra de las mejoras sociales “frente a crisis-estafa y los recortes”, cristalizada en su aportación al actual Gobierno de Uxue Barkos “para poner a la izquierda al servicio de la mayoría social en Navarra. “Hemos sido esa izquierda con la que ha sido posible avanzar, la izquierda que otros nunca han querido ser en Navarra”. En estos cuatro años IE ha sido “garantía del impulso de lo social, la convivencia, la pluralidad y de avances en el autogobierno”.

No obstante en algunos puntos IE hubiera deseado llegar más allá, es el caso la banca pública o un mayor impulso en políticas de fiscalidad, educación o laicidad. En otros temas como en el TAV no hemos estado de acuerdo.

Txema Mauleón señaló que lejos de cumplirse los pésimos augurios de la derecha “Navarra no ha desaparecido y hoy muchas personas viven mejor porque tienen garantizados sus derechos”. Lo que nos jugamos en las próximas elecciones es un modelo de sociedad.

Edurne Eguino, por su parte, abogó por “superar y aprender de los errores” que ha habido en estos cuatro años en el Consistorio pamplonés en la próxima legislatura y esperó que “los datos den para reeditar un nuevo gobierno de izquierdas, que mire a la ciudadanía de frente y que comparta con ella la gestión del Ayuntamiento”.

 

A su juicio, un error fue que Geroa Bai “dejó en manos de EH Bildu, con sólo cinco concejales de 27, afrontar la Alcaldía. Un error que se arregló solo a medias con la incorporación de I-E y Aranzadi a concejalías de gestión”. El segundo error fue que “Geroa Bai vetó el seguimiento del acuerdo programático, algo que se ha hecho en el Parlamento de manera normalizada”. Por último el tercero, y el “más grave”, fue la expulsión de I-E y Aranzadi del equipo de gobierno.

Izquierda Unida y Batzarre somos unos socios humildes, leales a los programas que acordamos, pero también ambiciosos y contamos con un equipo preparado y solvente, con la voluntad de trabajar con la misma intensidad en la legislatura 2019-23. IE será de nuevo decisiva para la continuidad del cambio y para dotar de más peso para la izquierda.