Actualidad

Reforma fiscal, apoyo al acceso al empleo y banca pública, tres propuestas de Izquierda Ezkerra para la próxima legislatura

El pasado 4 de abril, Marisa de Simón, Txema Mauleón y Carlos Guzmán, dieron a conocer en rueda de prensa las tres propuestas centrales de Izquierda Ezkerra para la próxima legislatura (nueva reforma fiscal, medidas en materia de empleo y la creación de una banca pública). Así mismo se hizo un balance de la legislatura, especialmente en el apartado de políticas sociales, donde se han dado grandes avances. Txema Mauleón señaló la hipocresía de la derecha que propone bajar los impuestos a rentas altas en 300 millones al mismo tiempo que pide 120 millones más de inversiones. Emplazó a la oposición al cuatripartito a que diga de dónde va a recortar esos 300 millones: ¿de la dependencia, de sanidad, de educación, de las ayudas a vivienda para nuestros jóvenes, de la lucha contra la pobreza?. “Están mintiendo a la sociedad”, señaló.

Por último Carlos Guzmán indicó que Izquierda-Ezkerra vuelve a hacer una apuesta decidida por la revalidación del cambio político plural, entre agentes políticos distintos, pero que priorizan la agenda social. Izquierda Ezkerra hará todos los esfuerzos para mantener a la derecha alejada de las principales instituciones de nuestra comunidad. “Apostamos por un cambio plural, que respete la riqueza inter-identitaria de Navarra sin señalar navarros y navarras de primera y de segunda, y que garantice una convivencia respetuosa, plural, inclusiva y multicultural en nuestra comunidad”.

Reforma fiscal

En primer lugar una nueva reforma fiscal que contemple un aumento del tipo impositivo en el Impuesto de Sociedades de las grandes empresas, aumento de los tipos sobre rentas de capital y refuerzo de la tributación de las grandes fortunas. Apuesta decidida por la lucha contra el fraude y la elusión fiscal, así como avanzar sustancialmente en la imposición verde.

Aumentar la recaudación del Impuesto sobre Sociedades de las grandes empresas es una necesidad urgente en términos de justicia fiscal y sostenibilidad de los presupuestos públicos.

En 2007 la recaudación del Impuesto sobre Sociedades alcanzaba el 55% de la recaudación por IRPF mientras que hoy apenas llega al 20%.

Nuestro objetivo es que al final de la legislatura la recaudación por impuesto de sociedades vuelva a situarse en el entorno del 50% de la recaudación por IRPF, esto conllevaría aumentar la recaudación por este impuesto unos 300 millones de euros.

Entre las medidas para lograrlo Izquierda Ezkerra plantea aumentar del 28% al 35% el tipo impositivo en el Impuesto sobre Sociedades a las grandes empresas. También proponemos limitar drásticamente a las grandes empresas la posibilidad de reducir la tributación de los beneficios compensando los resultados negativos de años anteriores. Reducir a 4 años la posibilidad de compensación en vez de los 15 actuales.

Hoy las grandes empresas navarras, las que facturan más de 10 millones de euros, están obteniendo grandes beneficios con una economía creciendo por encima del 3% en términos reales y sin embargos siguen pagando muy pocos impuestos, su tipo efectivo está en torno al 10-15%.

La reforma fiscal aprobada en 2015 por el cuatripartito ha conseguido aumentar algo la recaudación por Sociedades, de 210 millones en 2016 a 256 en 2017, pero sigue siendo muy insuficiente.

En 2017 se recaudaron por Impuesto sobre Sociedades 256 millones mientras que por IRPF que pagan en un 90% los trabajadores/as se recaudaron 1258 millones.

La reforma fiscal que proponemos debe garantizar que en años de crecimiento económico la recaudación por Sociedades no debe ser inferior al 50% de la recaudación obtenida por IRPF, hoy está en el 20%.

Impulsar y apoyar el Derecho de Acceso al Empleo sin discriminaciones. Dotar de los recursos necesarios al SNE para aumentar la intermediación en el mercado de trabajo

Uno de los más graves problemas de desigualdad que sufre la sociedad y la clase trabajadora navarra es el relacionado con el desempleo y la precariedad.

Su solución integral exige de medidas estructurales que se sitúan en gran medida fuera de las competencias de Navarra, como por ejemplo sucede con la necesidad de derogar las reformas laborales del PSOE (2010) y PP (2012).

Sin embargo otras acciones si podemos activarlas desde Navarra.

Proponemos condicionar ayudas y beneficios fiscales a las empresas a que realicen las contrataciones a través del SNE. Es decir queremos aprobar políticas públicas dirigidas a conseguir que el acceso al empleo se realice en condiciones mucho más igualitarias.

La libertad de contratación de las empresas no debe ser impedimento para que desde los poderes públicos se favorezca una igualdad de oportunidades reales de toda la ciudadanía en el acceso al empleo.

Los servicios públicos de empleo hoy no llegan ni a intermediar el 3% de los contratos laborales privados realizados en Navarra.  Son cifras ridículas en el acceso a un bien fundamental como es el empleo.

Proponemos dotar de los recursos materiales y personales necesarios al SNE para que pueda ofertar a las empresas un buen y eficaz servicio de intermediación laboral.

Proponemos, asimismo, aprobar una ley foral que condicione las ayudas y beneficios fiscales a las empresas a que realicen al menos el 50% de sus contratos laborales a través del SNE.

Está propuesta también serviría para luchar contra las brechas de género en materia salarial y de empleo.

El empleo en la industria tiene unas condiciones laborales y salariales mucho mejores que en el sector servicios y sin embargo en la industria las empresas apenas contratan mujeres. Menos del 10% del empleo industrial en Navarra es femenino.

Creación de una Banca Pública en Navarra.

Una Banca Pública que capte depósitos y de créditos a familias (acceso a la vivienda), economía social, autónomos y PYMES.

Una banca pública que ponga límites al oligopolio bancario que sigue sangrando a las clases trabajadoras y que haga frente a la avaricia de banqueros y especuladores. Una banca pública que garantice el acceso a los servicios financieros básicos a todos los navarros y navarras.

Proponemos su capitalización con los recursos de la Fundación Caja Navarra (cientos de millones disponibles en acciones de Caixa Bank).

La legislatura del cambio social

Txema Mauleón indicó que la presente legislatura ha sido la del cambio social y los datos así lo prueban: 350 millones más destinados a salud, educación y derechos sociales. Un 36,4% más de presupuesto para Derechos Sociales: atención dependientes, vivienda, empleo o lucha contra la pobreza.

Esta inversión social ha dado sus frutos: hoy tenemos 5.000 personas dependientes más atendidas, se han duplicado las plazas de centro de día para personas mayores, hemos incrementado entre un 45% y un 140% las ayudas a la dependencia para contratar cuidadores/as profesionales, hay un 47% más de ayudas a las familias, 16.000 pensiones de viudedad y mínimas  complementadas con 13 millones, 90 millones más destinados a lucha contra la pobreza, 7.000 familias y jóvenes más con derecho a ayudas a la vivienda, se ha multiplicado por tres la rehabilitación de vivienda y se han reducido los desahucios un 73% de las ejecuciones hipotecarias.

También son numerosas las medidas tomadas en materia de empleo:

– Se han subvencionado 5.217 empleos, esto significa un aumento del 35,6% entre 2016 y 2019

– Se ha duplicado el apoyo a la economía social entre 2015 y 2019.

– Se ha duplicado el apoyo al emprendimiento en el mismo período.

– Se duplica el número de participantes en formación para el empleo, llegando a 15.576 en esta legislatura.

– En empleo en Centros Especiales de empleo y Empresas de Inserción ha crecido un 43% , lo que suponen 130 empleos más.

Las falsas promesas de la derecha

Txema Mauleón señaló finalmente que la oposición está mintiendo a la ciudadanía navarra. “Mientras plantean bajar los impuestos a rentas altas en 300 millones piden 120 millones más de inversión y se dedican a vender inversiones por media Navarra que nunca podrán pagar con sus propuestas fiscales. Exigimos a las derechas, a la oposición, que digan de donde van a recortar esos 300 millones. ¿De la dependencia, de sanidad, de educación, de las ayudas a vivienda para nuestros jóvenes, de la lucha contra la pobreza?

 Están mintiendo a la sociedad y lo saben. Con la política fiscal de la oposición prácticamente se anularía todo avance social de esta legislatura y haría casi imposible seguir avanzado en aquellos terrenos donde es imprescindible hacerlo”, indicó.

Izquierda Ezkerra, por el contrario es clara: va a seguir haciendo  lo que ha propuesto y hecho: más ingresos especialmente de grandes empresas que pagan todavía muy poco para más inversiones sociales, que están generando más empleo y más crecimiento económico que en España.

En la próxima legislatura seguirá profundizando en ese cambio social, con el objetivo, entre otros, de crear 3000 plazas residenciales de mayores, más ayudas por hijos y a familias que más lo necesiten, educación 0 a 3 gratuita, nuevo plan de inversión para promover 1.000 viviendas sociales, trabajo garantizado, y límite a los alquileres.

Garantía de cambio plural

Por su parte Carlos Guzmán cerro la rueda indicando que Izquierda-Ezkerra vuelva a hacer una apuesta decidida por la revalidación del cambio político plural, entre agentes políticos distintos, pero que priorizan la agenda social y el mantener a la derecha alejada de las principales instituciones de nuestra comunidad. Apuesta por un cambio plural, que respete la riqueza inter-identitaria de Navarra sin señalar navarros de primera y navarros de segunda, y que garantice una convivencia respetuosa, plural, inclusiva y multicultural en nuestra comunidad. En definitiva, por un cambio que tenga como bandera la búsqueda de la cohesión social, y que frente a las políticas neoliberales y los intereses del gran capital, ponga en el centro de sus políticas a las personas y a la mayoría social trabajadora. “Estamos seguros de que vamos a obtener unos buenos resultados en mayo”, concluyó.