Actualidad

El Consejo Político de Batzarre apuesta por construir en el futuro mayores niveles de unidad de las izquierdas no nacionalistas

Respecto a la próxima constitución de ayuntamientos y Gobierno de Navarra, Batzarre apoyará el diálogo entre todas las fuerzas progresistas para evitar gobiernos de la derecha.

Tras su Consejo Político Batzarre hace una valoración crítica y autocrítica de los resultados obtenido en las pasadas elecciones, ante la evidencia de que las izquierdas transformadoras hemos sufrido un importante retroceso, así como los gobiernos del cambio, tanto municipales como en el conjunto de Navarra.

Si bien entiende que el factor principal ha sido el efecto del adelanto de las elecciones generales y la recuperación del PSOE en toda España, hay elementos sobre los que es necesaria una autocrítica pues entendemos que de haberse planteado la confluencia el resultado hubiese sido mejor. Sin embargo, que nadie se engañe, la responsabilidad de que no se revalide el cambio no es de Podemos e IE, es del conjunto del cuatripartito, cada cual desde el papel que ha desempeñado.

A juicio de Batzarre, ha sido un error la falta de unidad de las izquierdas no nacionalistas en Navarra, lo que ha provocado finalmente la pérdida de, al menos, un representante en el Parlamento y dos concejalías en Pamplona. Especialmente negativa ha sido esta última que deja a este espacio político sin representación en la capital. No se trata de señalar culpables que nada suma, pero sí de asumir la cuota de responsabilidad que todas las fuerzas tenemos en que esa unidad no fuera posible.

Igualmente, entendemos que es necesario establecer una línea política más autónoma del nacionalismo vasco. A nuestro juicio es fundamental que los gobiernos del cambio tengan una composición y proyección más plural que la vivida en esta legislatura.

Batzarre está muy satisfecho con el avance de esta legislatura en materia de cambio social, de refuerzo de las políticas del bienestar. Con todo, es evidente que ha habido aspectos y errores que han pesado para que no sea posible revalidar dicho cambio político y de los que debemos tomar nota para el futuro más o menos inmediato.

A nuestro juicio, en los próximos años tenemos por delante el reto de fortalecer la presencia política y social de Batzarre y contribuir a ensanchar el espacio de la izquierda transformadora desde la máxima unidad posible. Un espacio que va mucho más allá de lo que ofrece el Partido Socialista. Una unidad de la izquierda que apueste también por una renovación en las formas de funcionamiento y organización democrática y en las ideas, incorporando con más intensidad si cabe la aportación del feminismo y el ecologismo como cuestiones centrales de presente y futuro.

Desde Batzarre vamos a apostar en las próximas fechas por la constitución de gobiernos progresistas, de izquierdas y plurales tanto en el ámbito foral como en el municipal.

Creemos que debe primar el diálogo, la generosidad y los acuerdos programáticos para impedir a toda costa que los gobiernos caigan en manos de la derecha y esta pueda aplicar sus políticas de recortes sociales y sectarismo.

Apelamos a la inteligencia y generosidad de toda fuerza progresista para buscar las fórmulas necesarias para ello. La primera opción para Batzarre pasa porque quien haya obtenido el mejor resultado lidere los gobiernos, sin excluir la posibilidad de que también pueda recaer en aquel candidato o candidata que concite más apoyos entre las diferentes fuerzas llamadas a entenderse. Si el poder recae en la derecha pudiendo evitarse, cada cual deberá asumir su cuota de responsabilidad.

Finalmente, Batzarre mira al futuro y se encuentra con fuerza y ánimos para seguir aportando sus ideas, valores y trabajo en la construcción de una Navarra más plural, social, feminista y sostenible.