Actualidad

MAYA alcalde, de nuevo, en minoría (Por Edurne Eguino)

Enrique Maya ha vuelto a ser alcalde en un escenario muy similar al de hace 8 años. En 2011 lo fue como lista más votada sin conseguir la votación mayoritaria del Pleno, ni para ser alcalde, ni para aprobar un solo presupuesto en 4 años y en 2019, vuelve a ser alcalde sin la mayoría del Pleno. Está por ver si consigue aprobar presupuestos.

Desde Izquierda-Ezkerra, aun no habiendo conseguido representación municipal en las pasadas elecciones, seguimos mostrando nuestro compromiso con la mejora de la ciudad y,  fieles a nuestros principios de solidaridad y convivencia, aportando ideas y proyectos al quehacer social y municipal.

De momento, apreciamos que Maya está abriendo un enorme espacio entre sus primeras palabras como alcalde: “Pamplona como lugar de convivencia”… “Centrarnos en los que nos une y desterrar lo que nos separa”… “No permitir que el balance dentro de 4 años sea de broncas y debates estériles”, y sus primeros actos como alcalde.

Y la pregunta es obvia: Cuánto de “convivencia y de centrarnos en lo que nos une” hay en algunas de sus primeras decisiones y anuncios?

Por ejemplo,¿cuando acudió con vara de mando a la Procesión del Corpus incumpliendo la propia Ordenanza de Protocolo?. Como Enrique Maya, por supuesto que puede acudir a cuantos actos quiera y desee, pero exhibir la vara de mando como un trofeo en un acto religioso no contemplado en la Ordenanza de Protocolo que él mismo aprobó, ha sido un acto contrario a la Norma y debería responder por ello. Habría que comprobar también el coste de la extensión y retirada del manto de hierba y pétalos y si responde a una actuación administrativa correcta en términos de contratación y facturación.

¿Cuánto de convivencia entre diferentes promueve la lamentable escena de peleas y broncas por la ikurriña en el balcón de concejales que representan de forma significativa a la ciudadanía?.¿Piensa Maya que convivir es igual a prohibir a quien piensa diferente, a negar como alcalde la mínima expresión diferenciada, a utilizar el ordeno y mando sobre la policía municipal en contra de cargos electos?

Maya puede anunciar, como lo hizo, que intentará derogar la Ordenanza del Euskera, pero vuelve a actuar en contra de la norma cuando suspende convocatorias de oposiciones en marcha, como las de personal técnico en Igualdad y en Juventud, porque cumplen con la normativa de euskera en vigor aunque a él no le guste dicha norma.

También ha suspendido la oposición para cubrir 91 plazas vacantes de educadoras, alegando que la exigencia de titulación C1 en inglés para educar en ese idioma es excesiva, Argumento que choca frontalmente con la necesaria obligatoriedad que la administración pública debería cumplir de ofrecer educación de calidad, también en inglés, también en la etapa 0-3.

Y vuelve a dar miedo cuando anuncia que las plazas en euskera en Escuelas Infantiles (EEII) “superan la demanda que hay” porque se palpa su deseo de restringirlas, utilizando quizás falsas cifras de hablantes en euskera, en lugar de demanda real de educación en euskera, como debe hacer, recordando que hoy en día, siendo la demanda de educación primaria en euskera de un 30%, la oferta de plazas en euskera en EEII no llega a ese porcentaje.

Más grave si cabe es su actuación respecto a la Igualdad y a la violencia de género porque tras considerar un “acierto” el posicionamiento de Pamplona como ciudad que rechaza la violencia sexista, se dedicó a no cumplir con los protocolos en vigor en los casos que hubo en Sanfermines. Este año ha habido agresiones y violencia de género en las fiestas pero no ha habido posicionamiento en contra por parte del Ayuntamiento, ni mucho menos  comunicación a los colectivos feministas ni convocatoria pública de concentración en contra de las mismas.

Sorprende también que una de sus primeras decisiones haya sido la de recuperar el nombre de la Avenida del Ejército, en un gesto de autoritarismo, digno de otros tiempos.

La palabra bicicletas sólo aparece en el Programa de Navarra Suma en el punto referido a Pio XII y para decir que garantizarán un espacio para las mismas en esa avenida. ¡Bien!,.. pero además sería oportuno que dicho espacio fuera seguro, empezando por reponer los bolardos que alguna mañana han aparecido tirados, como si alguien se hubiera dedicado a ello durante la noche con el visto bueno del alcalde Maya, a quien le parece que sobran.

Sí es positivo que Maya no solo no haya anunciado cambios en la nueva Ordenanza de Movilidad, en vigor desde el 2 de agosto, sino que sus concejales delegados de movilidad y de seguridad ciudadana ya han anunciado que trabajan en su aplicación, ahora bien, si un mes antes, esos mismos concejales no hubieran desmantelado las patrullas de Policía Municipal en bici, hoy tendrían un instrumento inmejorable para informar a ciclistas, personas usuarias de patines eléctricos y peatones sobre las nuevas normas.

Yo misma he tenido que pararme en un carril bici bien señalizado porque un coche patrulla había “aparcado” en él para “informar sobre la nueva ordenanza” a una ciclista que iba por la acera.

Quienes circulamos a menudo en bici tenemos miedo de bajar a una calzada donde echamos en falta la suficiente señalización para ir con seguridad junto a los coches, que también necesitan ver su obligación de respetarnos.

Las patrullas de Policía Municipal en bici podrían marcar fácilmente todos los lugares a pintar para garantizar la seguridad a ciclistas, si es posible con colores visibles, como calles 30, carriles de la derecha en su línea central y sobre todo los cruces entre calles, los puntos donde “terminan” los carriles bici y no sabemos con seguridad por donde continuar, los puntos negros por intensidad o velocidad del tráfico de coches, etc. Circular en bici debería ser tan «fácil», por bien señalizado, como hacerlo en coche o andando…y hoy por hoy no lo es

Las palabras del alcalde Maya sobre convivencia y sobre centrarnos en lo que nos une, cobran todo su sentido en el ámbito de la movilidad sostenible si realmente se quiere avanzar en ello, evitando atropellos y mejorando la calidad del aire en la ciudad.

Tampoco la palabra peatonalización aparece en el Programa de Navarra Suma y el anuncio de Maya de volver a permitir la entrada de todo coche que quiera hacerlo en el Casco Viejo y en el Primer Ensanche no augura nada bueno, ni podrá compensarlo con “minipeatonalizaciones” como las anunciadas en el entorno de Pio XII.

Esperamos más, mucho más en este terreno en el que está más que demostrado que mejorando la calidad de vida de los entornos peatonalizados se reactivan además los sectores vecinales y comerciales entre otros. Mire a Europa, Sr. Maya, cuando exige a las ciudades españolas entornos medioambientales menos contaminados, y empiece por medir la calidad del aire, allá donde más contaminado se supone que está, si quiere mejorar la ciudad.

El punto 108 del programa de Navarra Suma dice textualmente: “Desarrollar procesos participativos útiles, no como refrendo de acciones previamente estipuladas por el Gobierno municipal”. Aplíquelo  para empezar al futuro del Monumento a los Caídos. Exponga públicamente las 49 ideas presentadas al Concurso Internacional de Ideas, tal y como acordó el Pleno por unanimidad, y organice una votación ciudadana para elegir el proyecto ganador.

En resumen, el balance de sus primeros dos meses como Alcalde, con varias decisiones en contra de una sana convivencia democrática y varias normativas incumplidas de forma flagrante y por «ordeno y mando», nos parece francamente mejorable. Esperemos que recupere Maya el pulso y las ganas de cumplir sus propias promesas a partir de septiembre.

Por nuestra parte, seguiremos haciendo nuestro trabajo en favor de las mejores políticas municipales para toda la ciudadanía.

Edurne Eguino, Exconcejala de Izquierda Ezkerra en el Ayuntamiento de Pamplona